Avistaje de aves

Inspirarse en el vuelo

Alas en la mirada

En Argentina, cada vez son más los amantes de las aves que se dedican a la observación de las distintas especies. Provistos de binoculares, anotador y lápiz, más calzado cómodo y cámara de fotos opcional prepárese para disfrutar del avistaje de aves.

 

La observación de aves puede ser una de las actividades más tranquilas y relajantes que uno puede realizar al aire libre.

Disfrutar el vuelo

La observación como práctica

Observar aves es contemplarlas en su hábitat natural, aprender a reconocerlas, distinguir sus comportamientos, plumajes, colores, oír sus cantos, etc. El objetivo del que realiza esta práctica es reconocer e identificar nuevas especies y a la vez, disfrutar de la naturaleza en todas sus expresiones de vida.

 

Las aves son buenas indicadoras del estado de conservación de un sitio, a través de su estudio, podemos entender mejor los cambios que están afectando a nuestro ambiente.

Las aves

  • Son valiosas por derecho propio.
  • Son indicadores sensibles de la riqueza biológica y de las condiciones ambientales.
  • Son vitales para las condiciones ecológicas del medio natural.
  • Tienen un valor ecológico y cultural para la gente, ya sea directa o indirectamente.
  • Nos permiten incrementar nuestros conocimientos científicos y nuestra comprensión del ambiente.
  • Son bellas, sugerentes y constituyen una fuente de felicidad y deleite para mucha gente.
  • Son muy útiles para fomentar una conciencia pública en materia de conservación.

 

Fuente: Aves Argentinas

Sugerencias para el avistaje

El momento más adecuado para poder observar las aves en su entorno natural es en horas de la mañana. En esas horas, las aves están más hambrientas y ocupadas en su búsqueda de alimento. La mejor manera de localizar las especies más interesantes, requiere de un detallado conocimiento de su apariencia, sonido, comportamiento y del hábitat más apropiado, todo ello en adición a una buena dosis de discreción, paciencia y suerte.